Envíos gratis

Pedidos +50€ (+info)

At.Cliente

(+34) 934 484 848

WhatsApp

(+34) 665 839 136

Tipos de semillas de marihuana

El Cannabis Sativa L., comúnmente conocida como marihuana, es una planta que se reproduce sexualmente mediante la polinización de un macho a una hembra. El resultado es la formación de semillas que contienen la combinación genética de ambos progenitores. Para empezar tu cultivo es importante conocer los distintos tipos de semillas de marihuana.
Tipos de semillas de marihuana

Índice de contenidos

Dentro de los diferentes tipos de genéticas cannábicas que podemos encontrar en el mercado, es importante diferenciar entre semillas de marihuana fotodependientes y autoflorecientes, pues esto afecta a su ciclo de vida así como a las necesidades de cultivo.

Semillas fotodependientes y semillas autoflorecientes

Las plantas de marihuana necesitan un buen aporte de luz para poder crecer y florecer correctamente en cualquier caso. Existen variedades fotodependientes y autoflorecientes, y las dos necesitan luz para realizar sus procesos bioquímicos, pero la principal diferencia reside en:

  • Las variedades fotodependientes crecen o florecen en función de la cantidad de horas de luz recibidas.
  • Las variedades autoflorecientes crecen y florecen independientemente periodo de luz.

Semillas de marihuana fotodependientes

Las semillas de marihuana fotodependientes pueden ser feminizadas o regulares.

Semillas de marihuana fotodependientes
Semillas de marihuana fotodependientes

Este tipo de genéticas, empiezan a florecer cuando son adultas y notan una reducción de horas de luz. En cultivos de interior puedes controlarlas fácilmente temporizando la luz, ya que necesitan 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad durante su etapa de crecimiento y 12h de luz y 12h de oscuridad durante la etapa de floración.

Debido a esta característica, se pueden obtener plantas madre y hacer esquejes; mientras las plantas se mantengan bajo el ciclo de luz 18/6, seguirán creciendo indefinidamente sin florecer.

Tipos de variedades fotodependientes

Las semillas de marihuana feminizadas fotodepentientes se obtienen mediante la polinización de las flores de una planta hembra con polen formado en un macho revertido (hembra convertida a macho mediante STS o tiosulfato de plata).

Puede cruzarse el macho revertido con una hembra de la misma genética, o cruzar el macho revertido con una hembra de otra genética. Si se cruza con la misma genética las semillas resultantes serán más estables.

Semilla de marihuana feminizada fotodependiente
Planta de marihuana feminizada fotodependiente

Ventajas de plantar semillas feminizadas fotodependientes

  1. Cultivos optimizados: si tu objetivo es obtener cogollos sinsemilla de marihuana, y dado que todas las semillas que plantes serán hembras; cultivar con semillas feminizadas fotodependientes te garantizará que el 100% de tu cultivo serán plantas hembra y no tendrás que desechar las plantas macho.
  2. Mayor control del tamaño de las plantas: las plantas feminizadas fotodependientes crecerán o florecerán conforme a las horas de luz que le proporciones. Puedes ajustar el tiempo de crecimiento de tus plantas en función del espacio del que dispongas. Aproximadamente, las plantas fotodependientes son adultas en 30 días si las condiciones de cultivo han sido las adecuadas.
  3. Alta producción: independientemente de la cosecha que pueda ofrecerte cada planta fotodependiente (que normalmente será superior a la de las genéticas autoflorecientes), maximizarás tu producción; controlarás su crecimiento y tendrás la certeza de cultivar hembras.

En exterior son las más indicadas para plantar en temporada (es recomendable plantar una tanda de autos para ir cosechando mientras las feminizadas fotodependientes crecen y florecen). Si quieres saber más sobre el cultivo de feminizadas en exteriorvisita nuestro post cómo cultivar feminizadas fotodependientes en exterior.

Las semillas de marihuana regulares fotodependientes se obtienen mediante la polinización de las flores de las plantas hembras con polen formado en plantas macho (no revertidos).

Este tipo de semillas desarrollan plantas de marihuana que pueden ser macho o hembra. Una vez tus plantas muestren su sexo, deberás separarlas o deshacerte de los machos, a no ser que el objetivo de tu cultivo sea cruzar plantas para crear nuevas genéticas.

Aproximadamente el 50% de las semillas regulares resultan en plantas macho y el otro 50% en hembras (el porcentaje puede variar si influyen factores climáticos como temperaturas muy elevadas), por lo que si tu intención es producir cogollos de marihuana, deberás plantar el doble de semillas para luego descartar los machos de tu cultivo al inicio de la etapa de floración.

Planta de marihuana macho regular floreciendo
Planta de marihuana macho regular floreciendo

Ventajas de cultivar semillas regulares fotodependientes

  1. Mayor diversidad genética: dado que las semillas regulares no surgen de cruzar dos genéticas idénticas, sino parecidas o totalmente diferentes, la diversidad genética que encuentres será más amplia (el número de fenotipos o plantas con diferentes características será más amplio), que cultivando semillas feminizadas. Esto permite encontrar variedades “raras” o “únicas” con mayor facilidad que seleccionando feminizadas.
  2. Facilidad para hacer tus propios cruces: al tener la posibilidad de obtener plantas macho de las semillas regulares, tendrás la posibilidad de cruzar alguno de esos machos con hembras que tengas seleccionadas y obtener tus propias semillas regulares.

Semillas de marihuana autoflorecientes

En los últimos años ha habido también un número significativo de bancos de semillas que han ofrecido al mercado semillas autoflorecientes o de floración automática.

Semilla de marihuana autofloreciente en la etapa de floración
Planta de marihuana autofloreciente en la etapa de floración

Las variedades auflorecientes pueden crearse de tres formas:

  • Al cruzar genéticas fotodependientes con genéticas Ruderalis. Esta genética tiene la particularidad de que empieza a florecer con la maduración de sus hormonas, independientemente de la cantidad de horas de luz recibida.
  • Cruzando autoflorecientes con variedades fotodependientes.
  • Cruzando autoflorecientes con otras autoflorecientes.

Como resultado, obtendrás plantas con un periodo de crecimiento de unos 25 días aproximadamente que empezaran a florecer automáticamente e independientemente de las horas de luz recibidas/fotoperiodo.

La mayoría de las autoflorecientes son feminizadas, ya que suelen usarse para todo tipo de cultivos discretos o con espacio reducido para la obtención de florcon lo cual interesa que sean hembras. 

Aunque hoy en día las genéticas autoflorecientes han alcanzado altos estándares de calidad, la cantidad de las cosechas y, en ocasiones la calidad, es inferior a las de las fotodependientes. Sin embargo, las cepas autoflorecientes sí tienen notables ventajas que detallamos a continuación:

Ventajas de cultivar semillas autoflorecientes

  1. Alta discreción: al tener un tiempo de crecimiento tan limitado, normalmente alcanzan un máximo 100 cm de altura.
  2. Cosechas rápidas mientras esperas tu cosecha de temporada. Si plantas autoflorecientes a principio de temporada (alrededor de marzo en el hemisferio norte y sobre septiembre en el hemisferio sur), podrás cosechar hasta 3 veces mientras tus variedades fotodependientes crecen y florecen.
  3. Facilidad de cultivo: dado su corto periodo de cultivo, están menos expuestas a plagas de insectos y hongos, además de tener menos tiempo de crecimiento (con lo cual se reduce el tiempo que tendrás que cuidarlas).
  4. Autofloración, cultivo durante todo el año: si las condiciones medioambientales lo permiten (temperaturas mínimas de al menos 15 grados, no menos), podrás cultivar durante todo el año. Durante la temporada de cultivo es cuando más rendimiento sacarás de ellas.
Autofloreciente feminizada floreciendo en exterior
Autofloreciente feminizada floreciendo en exterior

Si quieres realizar cultivos rápidos en interior, te recomendamos usar semillas feminizadas de floración rápida como Jamaican Dream o tus propios esquejes antes que usar autoflorecientes, ya que las autos ofrecen rendimientos más bajos en el mismo tiempo que las anteriormente comentadas. 

Si necesitas saber más sobre el cultivo de autoflorecientes, visita nuestro post cómo cultivar autoflorecientes en exterior.

¿Qué tipo de semillas de marihuana elegir para mi cultivo?

La elección de tus semillas irá en función de las características de cada tipo de semilla (fotodependiente, autofloreciente, feminizada, regular,…), y sobre todo del tipo cultivo que vayas a realizar.

Aunque cada cultivador es libre de hacer lo que quiera, vamos a darte una serie indicaciones sobre cuándo es el momento de germinar cada tipo de semilla para que puedas discernir cuál se adapta mejor a tus necesidades. Además, a continuación hacemos un pequeño resumen de las características y ventajas de cada una que hemos mencionado más arriba.

Cuándo plantar semillas feminizadas de marihuana

  • En cultivo de exterior: cuando lo permitan las condiciones climáticas y las horas de luz. Este tipo de semillas te garantizará que todas las plantas son hembras. Se maximiza el espacio y los recursos. Estas genéticas producen un alto nivel de cannabinoides y cosechas abundantes.
  • En cultivo de interior: siempre que se quiera cultivar para obtener cogollos de marihuana de alta calidad y optimizar el espacio de tu cultivo.
Variedad de marihuana feminizada floreciendo
Variedad de marihuana feminizada floreciendo

Cuándo plantar semillas regulares de marihuana 

  • En cultivos de interior: cuando tu objetivo sea cruzar plantas para obtener nuevas genéticas, obtener semillas, o encontrar variedades únicas al obtener un amplio espectro genético.
  • En cultivos de exterior: cuando lo permitan las condiciones climáticas y las horas de luz, y dispongas de un gran espacio para cultivar.

Cuándo plantar semillas autoflorecientes de marihuana 

  • En cultivos de exterior: este tipo de variedades son ideales para realizar cosechas en exterior mientras tus semillas fotodependientes feminizadas o regulares van creciendo o floreciendo. Perfectas para balcones, terrazas, galerías… También para cultivar fuera de la época de verano (siempre que las condiciones climatológicas lo permitan), sin tener que estar poniendo o quitando luz a nuestras plantas (cultivo tapa-tapa).
  • En cultivos de interior: te recomendamos usarlas sólo en espacios muy reducidos. Si quieres ahorrar tiempo, puedes plantar semillas feminizadas de floración rápida como Critical+ o Furious Candy o usar esquejes.
Marihuana autofloreciente creciendo en coco
Marihuana autofloreciente creciendo en sustrato de coco

Entradas relacionadas

4 respuestas

    1. Hola.

      Te facilito la dirección de la tienda fisica en barcelona,o puedes realizar el pedido mediante la página web.

      Saludos La huerta.

      Dirección:Travessera de les Corts 48 Barcelona , L´Hospitalet de Llobregat , 08903 España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *