Cómo germinar semillas de marihuana

Como germinar semillas de marihuana

Una semilla es una planta en latencia esperando las condiciones adecuadas para germinar y prosperar. En este post aprenderás cómo germinar semillas de marihuana con la mayor efectividad posible, ya que en la naturaleza no existe coste en las semillas pero en este caso las semillas te habrán costado parte de tus ahorros.

Las semillas de cannabis o marihuana germinan (nacen) al encontrarse en un ambiente adecuado para prosperar adecuadamente, que en la naturaleza suele darse en primavera, con el terreno húmedo empezando a calentarse con el aumento de las horas de sol y la inclinación terrestre. Otro dato a tener en cuenta es que germinan dentro de la tierra, protegidas de la luz en una zona transpirable (con aire rico en oxigeno) y una vez germinan inician su fase de enraizamiento.

Estas condiciones de germinación puedes imitarlas en casa con distintos métodos siempre y cuando controles los siguientes parámetros:

  • Humedad: Junto con el calor, activa la semilla y reblandece la cascara que la protege. Una vez germinada, será indispensable para sobrevivir.
  • Oscuridad: Las raíces son sensibles a la luz, por lo que deberán estar a oscuras si queremos garantizar su germinación.
  • Calor: Junto con la humedad, activa la semilla indicando condiciones favorables en el exterior. Es importante mantenerlo entre 20 y 26ºC.
  • Oxigeno: es importante abrir el germinador cada día para renovar el aire y proporcionar el oxígeno necesario.

MÉTODOS PARA GERMINAR SEMILLAS DE MARIHUANA:

Hay multitud de métodos de germinación de semillas de marihuana, de más simples a más complejos, en este articulo te mostraremos los más habituales, que si se realizan con un poco de cuidado y cariño, son 100% efectivos.

  • GERMINAR SEMILLAS EN SERVILLETAS:

La germinación en servilletas es la más recomendada por La Huerta Grow Shop, por su gran efectividad, facilidad y bajo coste.

Semillas de marihuana listas para germinar
Semillas de marihuana listas para germinar entre servilletas

Material necesario:

– Papel absorbente de cocina.
– Dos platos o un tupper de plástico opaco y con tapa.
– Agua.
– Pulverizador (opcional)
– Semillas.
– Guantes de látex.

* Es muy recomendable usar guantes de látex durante todo el proceso, ya que evitaran posibles contagios de enfermedades, hongos o virus a las semillas.
** Este método de germinación podrás llevarlo a cabo también con el Germinador Pro, que contiene todo lo necesario para la germinación de las semillas además de un termómetro en la parte superior del germinador.

Pasos a seguir:

  1.  Coloca unas 6-8 servilletas de papel de cocina absorbente en un plato (o en su defecto en un tupper) y pon agua templada hasta empapar las servilletas. Escurre las servilletas para que queden húmedas pero finalmente no empapadas
  2. Pon las semillas sobre el pequeño colchón de servilletas, separadas unas de otras para que cuando germinen no se enrollen las raíces entre ellas y tener que manipularlas para separarlas y trasplantarlas. Cuanto menos se toquen con las manos mejor.
  3. Moja otras 6-8 servilletas de papel absorbente de cocina, escúrrelas para eliminar el exceso de agua y colócalo encima de las semillas.
  4. Coloca el segundo plato sobre las últimas servilletas (o la tapa del tupper) para garantizar  oscuridad. Se puede cerrar la tapa del todo o no, depende de lo rápido que se seque el papel, que hay que mantener húmedo y oscuro hasta que germine la última semilla. Si cierras del todo la tapa, ábrela cada día para renovar el aire y comprobar la evolución de las semillas.
  5. Coloca el tupper en un lugar cálido sin luz directa, manteniendo la temperatura entre 18 y 25ºc. En La Huerta Grow Shop hemos comprobado que, sobre todo en la época fría del año, germinan con mayor rapidez y eficacia situando el germinador sobre pequeñas fuentes de calor como rooters, sobre la parte superior de la nevera (fuera de ella) o bajo una lámpara, que generen el suficiente calor para estimular la germinación pero poco para perjudicar las semillas. * Si usas una manta térmica o calentador, piensa que las semillas están servilletas dentro de un “contenedor”, no en una maceta con tierra, el calor podría ser excesivo.

    Semillas de marihuana germinadas
    Semillas de marihuana germinadas esperando ser plantadas
  6. Observa el proceso y mantén la humedad. Observa la evolución de las semillas y la humedad del papel, en caso de notarlo seco, pulverizar agua hasta humedecer. Las semillas no siempre germinan a la vez, por lo que recomendamos trasplantarlas cuando la raíz (radícula) tenga entre 1- 1,5cm. Si se deja mucho tiempo en el tupper la radícula crece complicando su manipulación; esta raíz inicial es muy delicada frente infecciones y heridas con lo que es muy recomendable el uso de guantes de látex o pinzas de plástico.
  7. Trasplanta tus semillas. Deberás regar la tierra y hacer un agujero en el sustrato o medio de cultivo, de la profundidad de la raíz y coloca la semilla con la raíz hacia abajo, dejando la semilla o las dos primeras hojas (cotiledones) justo sobresaliendo del medio de cultivo. El sustrato (tierra o coco) u otros medio de cultivo también han de estar húmedos (no empapados) hasta que la planta tenga dos pares de hojas. Es cierto que también obtendremos un crecimiento más rápido haciendo ciclos cortos de humedad y sequía durante el principio del cultivo, aunque nunca hay que dejar secar del todo la maceta, simplemente regar en el momento y cantidad adecuados para no hacer que el sustrato permanezca todo el tiempo húmedo, debe transpirar.

En La Huerta Grow Shop te recomendamos siempre usar estimulantes de raíces como el conocido Rhizothonic o el eficaz Rhizo Blast durante las primeras semanas de crecimiento desde que plantamos las semillas, facilita enormemente el desarrollo del sistema radicular y con ello el crecimiento de las plantas. Con una iluminaria de bajo consumo de 4x55w podemos iluminar 1 metro cuadrado de plantas jóvenes, no es necesario usar lámparas de sodio durante este proceso, ya que generan más calor y no se puede trabajar tan cerca de las plantas.

Ventajas:

– Material accesible y económico.
– Se puede realizar seguimiento a la germinación.
– Siempre se tiene la semilla localizada.
– El papel absorbente mantiene bien la humedad, se re-hidrata bien y la raíz no se adhiere a el con lo que se separa con facilidad. (no se recomienda ni papel higiénico ni algodón.

Inconvenientes:

– Hay que manipular la semilla germinada, siendo este uno de los momentos más frágiles de la planta.

  • GERMINAR SEMILLAS EN JIFFYS:

Los jiffys son pastillas de turba prensada que al humedecerse se expanden. Se encuentran de distintos tamaños, se recomiendan los pequeños. Suelen usarse para enraizar esquejes, pero también pueden usarse para germinar semillas.

Material necesario:

– Jiffis
– Agua
– Semillas
– Micorrizas y tricodermas (opcional)

Pasos a seguir:

  1. Coloca los Jiffis en un recipiente.
  2. Prepara el agua: Ajustar el pH entre 6.2-6.5 Este es un momento ideal para añadir micorrizas y trichodermas en el agua, así se inoculará el jiffi, protegiendo y facilitando el desarrollo de la raíz.
  3.  Hidrata los Jiffi. Pon el agua ya preparada, con el ph regulado (con o sin micorrizas y tricodermas); verás que el jiffy se humedece y empieza a hincharse. Una vez hinchados, apretar levemente con la mano para escurrir el agua sobrante sin llegar a prensar la turba del interior.

    Semillas de marihuana germinadas en jiffys
    Semillas de marihuana germinadas en jiffys
  4. Hacer un agujero en la parte superior del jiffi usando utensilio alargado como un bolígrafo con una profundidad de 1,5 a 2cm.
  5. Coloca la semilla en el agujero y tápalo un poco con el dedo sin prensar.
  6. Situa la bandeja con los jiffis en un lugar cálido (18-25ºc)
  7. Mantén los jiffis húmedos (no empapados) hasta que broten las dos primeras hojitas llamadas cotiledones. Se puede mantener la planta en el jiffy hasta que empiecen a asomar las raíces secundarias por los laterales. Este será el momento de trasplantar a una maceta más grande.

Ventajas:

– Poca manipulación de la plántula.
– Semilla localizada.
– Facilidad de trasplante.

Inconvenientes:

– Poco traspirabilidad si hay exceso de humedad (poco aire).
– No se puede hacer seguimiento de la germinación.

  • GERMINAR SEMILLAS DIRECTAMENTE EN MACETA:

Cuidado, con este método de germinación los bancos de semilla no se responsabilizan del resultado y la devolución de la semilla, ya que las semillas pueden tener un índice de germinación menor por causas ajenas al banco de semillas (como te explicamos a continuación). Aun así, si optas por este método te recomendamos unos pasos a seguir para procurar mantener un buen índice de germinación.

Material necesario:

– Maceta/s
– Sustrato (coco o tierra)
– Semillas.

Semilla de marihuana germinada directamente en tierra
Semilla de marihuana germinada directamente en tierra

Pasos a seguir:

  1. Elige y prepara la maceta. Mejor empezar con maceta de semillero (0,2-0,4 litros de capacidad).
  2. Llenar la maceta con el sustrato, si vas a usar coco como medio de cultivo, que es un material sin nutrientes, habrá que utilizar ¼ de la dosis de abonos para la etapa de crecimiento.
  3. Prensar ligeramente el sustrato. Con la mano, presionar el sustrato dentro de la maceta sin pasarse; en el caso del coco se comprimirá al humedecerse.
  4. Prepara el agua y riega. Añade el estimulante de raíces (en cualquier tipo de cultivo) y/o abono de crecimiento (si cultivas en coco o en tierra sin abono) y ajusta el pH del agua entre 6.2-6.5 humedece el sustrato hasta que drene agua por la parte inferior.
  5. Después de unos momentos que descienda el agua, haz un pequeño agujero de 2cm de profundidad y coloca la semilla dentro.
  6. Mantén el sustrato húmedo (no empapado) y observa la evolución. Una vez germine, procura hacer pequeños ciclos de humedad y sequía (sin que llege a secarse ni a mojarse demasiado).

Ventajas:

– Poca manipulación de la plántula.

Inconvenientes:

– Poco transpirabilidad si hay exceso de humedad (poco aire).
– No se puede hacer seguimiento de la germinación de las semillas.
– Difícil recuperar la semilla.
– Se pierde la garantía del banco de semillas al exponerse a posible patógenos en la tierra.

Si te ha surgido alguna duda durante la lectura de este artículo sobre cómo germinar semillas de marihuana contacta con nuestro equipo técnico y juntos resolveremos tus inquietudes.

Te gusta? Comparte.

Post Author: erik

8 thoughts on “Cómo germinar semillas de marihuana

    marcela

    (18 mayo, 2018 -1:53)

    dónde puedo comprar semillas??

    erik

    (18 mayo, 2018 -16:30)

    Hola.
    En nuestra página web, tienes todos los bancos de semillas que disponemos.

    Saludos La huerta.

    Jorge Aguilar

    (19 marzo, 2019 -20:17)

    Pongo varias semillas en un mismo Jiffy para ver cual pega o uso una semilla por jiffy?

    erik

    (20 marzo, 2019 -11:07)

    Hola.
    Siempre una semilla por recipiente, sea jiffy o maceta.

    Saludos La huerta.

    Sabrina

    (27 septiembre, 2019 -21:42)

    Buenas, se le tiene que hacer algún agujero a la maseta para germinarla?

    erik

    (30 septiembre, 2019 -16:31)

    Hola.
    Si te refieres a un agujero de drenaje si, todas las macetas incluyendo la primera pequeña deberían tener agujeros de drenaje.

    Saludos La huerta.

    Daniela amaya

    (7 diciembre, 2019 -13:52)

    Hola! Se puede usar algodón en vez de papel de cocina?

    erik

    (9 diciembre, 2019 -16:20)

    Hola.
    Se puede usar, pero nos deja más margen de error, si la raíz crece más de la cuenta en el algodón se puede “enredar” y a la hora de sacarla nos costará más, si llega a romperse la raíz, la planta no crecerá al mismo ritmo.

    Saludos La huerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *