Cómo hacer mantequilla de marihuana

mantequilla de marihuana

Muchos nos preguntáis sobre recetas de cocina con cannabis o cocina cannábica, así como formas más sanas de consumir marihuana (en lugar de fumarla). Pues bien, con este post, queda inaugurada la categoría de “Cocina Cannábica

Una forma sana de consumir la marihuana.

Fumar daña el sistema respiratorio, de eso no hay discusión alguna. Es por ello que cada vez más se apuesta por una reducción de riesgos al consumir cannabis, por ejemplo con los vaporizadores, para vaporizar marihuana en lugar de quemarla.

Hoy en día, con recientes alarmas de virus respiratorios, mucha gente nos pregunta qué puede hacer para seguir consumiendo marihuana sin dañar sus pulmones.

Pues bien, además de vaporizar, también tienes la opción de hacer tus propios comestibles de cannabis, también conocidos comúnmente como “edibles” o “medibles” (medicated edibles).

Eso sí, debes tener en cuenta que ingerir comestibles de marihuana tiene un efecto muy superior y mucho más duradero a fumar marihuana, por lo que tienes que tener mucha precaución.

Queremos empezar esta categoría con una receta clásica, la mantequilla cannábica, la cual elaboraremos con cogollos de marihuana.

La mantequilla de cannabis es una de las recetas más usadas por los consumidores, ya que puedes añadirla a una tostada de pan, una galleta, elaborar otras recetas con ella,…y todo esto sin humo y cuidando tu sistema respiratorio.

marihuana saludable
En La Huerta Grow Shop recomendamos siempre consumir marihuana de forma responsable. Por ello, siempre que puedas reducir riesgos, hazlo, cuidarás tu salud.

La misma substancia, distinto efecto.

Si vas a consumir comestibles con THC (el principal componente psicoactivo del cannabis), debes tener en cuenta que el efecto los comestibles de cannabis es distinto de cuando fumas:

  • Si fumas el efecto sube casi instantáneamente por lo que es muy fácil identificar cuando ya estás colocado y dejar de fumar. Cuando ya hayas comido comestibles cannábicos varias veces conocerás mejor cuál es tu tolerancia con ellos. Para ello recomendamos siempre tener en cuenta las cantidades de todos los ingredientes que vas a usar (sobre todo del ingrediente cannábico).
  • Cuando ingerimos comestibles de marihuana el efecto empieza a notarse tras media hora/una hora y dura más tiempo, incluso varias horas.

Consejos al consumir comestibles de cannabis con THC:

  1. Es muy recomendable empezar comiendo poco, probando con poca cantidad e ir subiendo la dosis (sobre todo si es la primera vez). Es recomendable esperar una hora para probar más, si la dosis era baja, y descubrir qué cantidad hará falta para lograr el efecto que queremos.
  2. No “serás más guay” por comer una cantidad superior a la de tus amigos, si te pasas de dosificación pasarás unas cuantas horas arrepintiéndote los comúnmente conocidos como “blancazos“, “pálidas” o “amarillos” no son nada agradables y son mucho más intensos y duraderos si te pasas con la comida cannábica.
  3. Si en lugar de elaborar la receta con marihuana lo haces con un concentrado como rosin, clear, bho,…la concentración de THC todavía será superior, por lo que deberás tener especial precaución.
  4. Dado que el efecto de los comestibles es superior, no es necesario usar tu mejor marihuana para ello, ya que con cogollos antiguos, restos de manicura con resina, etc… conseguirás un efecto notable, aprovechar esos restos y seguir teniendo tus cogollos de calidad.
  5. La marihuana ingerida sin más NO tiene prácticamente efectos psicoactivos, ya que para el THC se activa con calor (cuando lo fumas o lo vaporizas por ejemplo). Es por ello, que deberás usar la técnica de descarboxilación de marihuana para que esta sea efectiva en tus comestibles.

Nota: Si buscas únicamente los beneficios del cannabis y el sabor que este ofrece, pero NO quieres “colocarte”, puedes usar cogollos ricos en CBD (flores CBD) de variedades como Only CBD o Dinamed y añadirle terpenos (estos últimos durante los procesos de enfriamiento) si quieres un extra de sabor cannábico y efectividad.

Los comestibles de CBD pueden aportar bienestar, ya que el CBD estimula la respuesta natural frente a situaciones de stress, ansiedad, dolores, algunas enfermedades,…pero no deberás tener miedo a “colocarte demasiado”, ya que no tiene efectos psicoactivos.

comestible thc
Si en lugar de elaborar la receta con marihuana lo haces con un concentrado como rosin, clear, bho,…la concentración de THC todavía será superior, por lo que deberás tener especial precaución. En la imagen, rosin de cogollos de marihuana.

Cómo descarboxilar marihuana:

Para que la marihuana ingerida tenga efectos psicoactivos debe ser descarboxilada antes de agregarla a la preparación.

La descarboxilación es el proceso que transforma el THCa en THC (de no psicoactivo a psicoactivo).

Cuando se fuma o se vaporiza, se descarboxila mediante la combustión en el cigarrillo o mediante vapor o aire caliente al vaporizar.

Pero, si la vas a comer, va a ser necesaria una descarboxilación previa.

Una aclaración, tal vez encuentres alguna receta con marihuana en la cual no descarboxilan, ya que cuando se cuece, alguna parte se descarboxila, pero la mayor parte se desaprovecha. Si quieres aprovechar tu marihuana al máximo te conviene poner la marihuana a descarboxilar.

Te explicaremos dos métodos sencillos, seguros y discretos:

descarboxilación
La marihuana ingerida no tiene prácticamente efectos psicocoactivos sin descarboxilar. El THC necesita una alta temperatura para activarse y ser psicoactivo. Deberás descarboxilar para hacer comestibles que tengan un efecto potente y aprovechar tu marihuana. En la imagen, marihuana descabroxilada al baño maría.

Descarboxilar marihuana en el horno:

Antes de nada, pesa la marihuana o extracto de cannabis que vayas a usar en una báscula de precisión. Te ayudará a saber cuál es la proporción adecuada para tí en esa y futuras ocasiones.

Material necesario:
  • Bandeja para horno
  • Papel de aluminio
  • Horno
Pasos a seguir:
  1. Poner la marihuana en la bandeja y envuelta en papel de aluminio.
  2. Poner el horno al mínimo, alrededor de 100-115ºC
  3. Esperar  unos 30-45 minutos
  4. Retirar la marihuana del horno

*Precaución, esta forma de descarboxilar deja olor a marihuana en la cocina, si buscas una forma más discreta te recomendamos hacerlo al baño maría.

comida cannabis
El efecto de los comestibles es muy superior, no será necesario usar tu mejor marihuana para ello, ya que con cogollos antiguos, restos de manicura con resina, etc… conseguirás un efecto notable.

Descarboxilar marihuana al baño maría:

Esta técnica es también muy efectiva para descarboxilar marihuana y además la más discreta, ya que no desprende apenas olor hacia el exterior.

Material necesario:
  • Frasco de vidrio de convserva
  • Plástico film
  • Olla
  • Agua
Pasos a seguir:
  1. Colocar la hierba en el frasco y cerrar el frasco con fuerza
  2. Envolver el frasco en film transparente, el que se usa en la cocina.
  3. Dejar al baño maría, en una olla con agua y con la tapa puesta durante una hora o más.
  4. Pasado este tiempo, retirar y dejar que se enfríe a temperatura ambiente y sin abrir el frasco.

*No enfríes el frasco con agua fría, porque podrías romper el vidrio.

Una vez que tengas descarboxilada la marihuana ya la puedes usar para hacer mantequilla u otras recetas de cocina cannábica.

Ingredientes necesarios para hacer mantequilla cannábica:

  • Agua
  • Mantequilla (también puedes hacerla casera, pero debe llevar una alta cantidad de grasa, ya que el THC es soluble en grasas).
  • Cogollos de marihuana o restos de manicura previamente descarboxilados.

Pasos a seguir:

Por cada 10-15 gramos de marihuana o 20-30 gramos de restos, usar 300-350 ml de agua y 125 g de mantequilla.

Las proporciones de hierbaa usar pueden variar según la calidad de la hierba, el proceso de descarboxilación, la tolerancia al THC de cada uno,…

Recomendamos usar siempre la misma proporción entre marihuana y mantequilla para controlar mejor la potencia final de la mantequilla cannábica y asegurar un buen “viaje”.

La cantidad de agua la puedes variar en función de la olla que pongas al fuego. Si es muy ancha más agua si es más estrecha menos.

  • Calentar el agua, la hierba y la mantequilla, a fuego lento.
  • Dejar que hierva media o una hora como mínimo
  • Colar el preparado para separar los restos del extracto con THC.

  • Pequeño truco: En este proceso puedes añadir terpenos para potenciar el aroma, sabor y “efecto séquito” de la mantequilla. Pasadas unas horas observarás cómo la mantequilla se encuentra sólida en la superficie y el agua con restos por debajo.
  • Quitar el agua y recoger la mantequilla cannábica
  • Guardar la mantequilla en un frasco o tuper adecuado y la podrás conservar durante meses en el congelador.
  • ¡A disfrutar!

Prueba untarla en una tostada de pan o galleta o incorporarla a alguna receta. Te la recomendamos también mezclada a un postre o comida, sin cocinarla, para que no pierda potencia y sabor. La mantequilla la puedes derretir y mezclar con una crema, con el relleno de un pastel, etc.

Si te surge cualquier duda o quieres compartir tu opinión con nosotros, deja tu comentario.

¡Esperamos que disfrutes a lo grande con esta receta!

La Huerta Grow Shop

Te gusta? Comparte.

Post Author: La Huerta Grow Shop

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *