Cómo regar plantas de marihuana

Como regar plantas de marihuanaRegar es por definición la acción de esparcir agua sobre una superficie con el fin de beneficiar a las plantas.  En nuestro caso, consiste en repartir agua sobre la superficie del sustrato o terreno de cultivo.

Regar las plantas en tu cultivo de marihuana es la acción o trabajo que más se va a repetir durante el cultivo, así que lo ideal es hacerlo lo mejor que puedas.

El agua es el vehículo de transporte de los nutrientes hacia el interior de la planta y la encargada de repartir los nutrientes (carbohidratos,vitaminas,hormonas) por su metabolismo. Además, disuelve los nutrientes que aportamos a la planta, humedece el sustrato, aporta oxígeno al sustrato y a las raíces, mantiene el pH del sustrato,etc…

Es tan importante saber la forma correcta para regar como saber cuándo hacerlo. Si no riegas tus plantas de marihuana cuando les toca se deshidratarán y si las riegas en exceso se ahogarán por falta de oxígeno en la raíz, es por ello que hay que encontrar un equilibrio justo.

Ya que regar es la acción más repetida durante el cultivo, procura ofrecerles agua con baja concentración de sales (lo ideal es agua osmotizada), ya que las sales indeseadas pueden bloquear las raíces e impedir la correcta absorción de nutrientes. Si usas agua del grifo te recomendamos el uso frecuente de enzimas para evitar acumulaciones de sales indeseadas.

CÓMO REGAR TUS PLANTAS DE MARIHUANA DE FORMA CORRECTA:

Factores importantes a la hora de regar:

1.     Regar de forma controlada:

La marihuana, durante su etapa de crecimiento vegetativo, necesita pequeños ciclos de humedad y sequía:

  • Los pequeños ciclos de sequía y humedad permiten una mayor aireación del sustrato, favoreciendo así un mejor desarrollo de las raíces y el metabolismo de la planta.
  • Antes de regar debes observar que el sustrato no esté encharcado, ya que hay que mantenerlo aireado. Un sustrato encharcado o permanentemente húmedo carece del oxígeno necesario para las raíces y favorece la proliferación de microorganismos patógenos perjudiciales para las plantas.
  •  Regar cuando el sustrato ha perdido parte de su humedad estimula el crecimiento de las raíces, ya que crecen más al avanzar en busca de la humedad.
  •  Dado que la raíz es el principal elemento receptor de nutrientes de la planta, es fundamental mantener un sistema radicular abundante para poder regar y abonar en abundancia, ya que por el contrario puedes ahogar o sobrefertilizar las plantas con facilidad.

    Planta de marihuana en floración
    Planta de marihuana durante la etapa de floración
  •  Durante la etapa de floración las plantas de cannabis deben haber desarrollado debe un sistema radicular abundante, por lo que los ciclos de sequía y humedad ya no son tan necesarios para estimular el crecimiento; se puede regar más a menudo pero siempre evitando que este continuamente húmedo. Al ser la planta más grande durante la etapa de floración, tendrá mayor capacidad de absorción de nutrientes y de agua.

2.     Usar agua de calidad:

Si usas agua contaminada o con sales indeseadas tus plantas no progresarán adecuadamente, es por ello que la calidad del agua es una factor muy importante.

Digamos  que en una escala de calidad del agua se encontraría primero y con mayor calidad la osmotizada o destilada, en segundo lugar el agua mineral mineral y en tercer lugar el agua de grifo.

  • Si el agua del grifo tiene una concentración de sales (EC) alta, como es el caso de la mayoría de agua de la red doméstica de las ciudades, es una muy buena opción invertir en un filtro de osmosis, con ellos eliminarás sustancias en suspensión y gran parte de los cloros. El cloro hace que el agua sea potable y mantiene limpias las piscinas porque mata a los microorganismos. Usar agua del grifo con cloro no mata las plantas, pero tampoco favorece la simbiosis con los hongos y bacterias beneficiosos para la marihuana.
  • Puedes usar enzimas para evitar en gran parte las acumulaciones de sales indeseadas en el sustrato y las raíces.
  • Si riegas con agua de un depósito es muy importante además de económico usar una piedra difusora con una pequeña bomba de aire para oxigenar el agua. También existen tabletas de CO2 y de oxígeno para introducir en el depósito y mejor el aporte al agua de riego.

3.     Comprobar y regular el pH (acidez del agua) y la EC (concentración de sales):

  • Tanto si aportas nutrientes al agua de riego como si vas a realizar un riego con agua sola, es importante conocer la concentración de sales que contiene el agua, ya que determinará en gran parte el estado de la planta.
  • Es muy importante regular el pH del agua de riego (entre 6.2 y 6.5 en cultivos con sustrato de tierra)  después de añadir los nutrientes necesarios, ya que el pH del agua determinará el pH del sustrato.
  • En cultivos hidropónicos es importante mantener un pH de 5.2-5.5 para una correcta absorción de los nutrientes por parte de las plantas. Un pH no regulado en tu cultivo de hydro puede hacerte perder tus plantas en pocas horas.

4.     Regar despacio y esparcido:

Riega sin prisa y de forma equlibrada en la cantidad que te pide la planta, si riegas demasiado rápido el agua drenará por la parte inferior de la maceta sin llegar a mojar el sustrato.

  • En la naturaleza el agua le llega a las plantas principalmente por la lluvia. La lluvia beneficiosa para los cultivos es aquella que cae suave y constante, permitiendo que el terreno la absorba y disperse. Esto es lo que necesitas imitar en tu cultivo de marihuana.
  • El agua sigue al agua, cuando cae en cantidad no penetra sino que corre por la superficie, no se reparte homogéneamente, arrastra nutrientes y erosiona, es por ello que si riegas despacio dejando que se absorba lentamente el agua, los nutrientes quedarán en el sustrato, de lo contrario los arrastrarás como en los lavados de raíces.
  • Es mejor regar tu cultivo en dos “rondas” que regar tu cultivo planta por planta hasta el final, ya que de esta forma asegurarás una mayor absorción del agua.
  • No obstante, es bueno que la planta drene en parte el agua que le aplicamos, ya que de esta forma liberará sales indeseadas.

¿Cuándo regar las plantas de marihuana?

La necesidad de agua o riegos que necesita cada planta no es la misma durante todo el cultivo, si no que al inicio del cultivo debes regar en menor cantidad y a medida que vaya creciendo la planta necesitará una mayor cantidad de agua, además de nutrientes.

Planta de marihuana grande
Cuanto mayor sea el tamaño de la planta y el volumen del medio de cultivo más agua deberás usar

Las plantas de marihuana muestran síntomas fácilmente detectables cuando necesitan agua de forma urgente, como el decaimiento general de las hojas, pero es mejor no llegar a ese punto.

Para saber con qué frecuencia regar puedes guiarte con algunos factores importantes:

  • Tamaño de la planta y tamaño de la maceta:

Las plantas de marihuana en su inicio tienen la raíz muy pequeña, es por ello que deberás regar con cuidado, ya que si la raíz pasa tiempo sin poder oxigenarse se ahogará la planta, por lo que es muy recomendable hacer pequeños ciclos de humedad y sequía, sin llegar a dejar el sustrato completamente seco.

Las plantas al crecen al aumentar su sistema radicular, es por ello que si el sustrato está cubierto de raíces y no queda tierra tendrás que regar con mayor frecuencia. Es por ello que te recomendamos trasplantar poco antes de iniciar la floración para que la planta tenga sustrato suficiente para retener agua por más tiempo.

  • Condiciones medioambientales:

En cultivos de interior tu debes crear las condiciones medioambientales adecuadas, para las plantas (temperatura, humedad, ventilación…), por lo que deberían tener un clima estable y con lo cual te facilitarán los métodos de riego. En cambio, en cultivos de exterior no podemos controlar las condiciones medioambientales, pero si podemos ayudar las plantas cuando la situación ambiental es desfavorable.

Un claro ejemplo de ambiente desfavorable es una temperatura muy alta, que hace que las raíces de la planta se calienten demasiado. En este caso imaginemos que es un cultivo de exterior. La planta necesitará mayor cantidad de agua además de no poder absorber los nutrientes necesarios correctamente. Para ayudar a una planta en esta situación debes procurar mantener la raíz fresca, aireada y no dejar que se seque.

Es por ello que además de usar macetas blancas que no atraen tanto al sol o macetas Smart Pot, que permiten la respiración directa de la raíz, deberás observar cada día el estado del sustrato y las plantas para encontrar un equilibrio en los riegos. Procura no encharcar el sustrato durante días, pues debes encontrar un equilibrio, ya que un sustrato continuamente encharcado es propenso a la aparición de hongos, enfermedades y plagas.

Plantas de marihuana floreciendo en macetas Smart Pot
Plantas de marihuana floreciendo en macetas Smart Pot
  • Estado del sustrato:

Una de las formas más rápidas y eficaces de saber cuándo debes regar introducir el dedo unos centímetros en el sustrato para ver en qué estado de humedad se encuentra. Además, puedes guiarte por el peso al levantar la planta por la maceta. Si tienes un cultivo grande y ves que no puedes mirar planta por planta, escoge la planta más pequeña del cultivo, que es la que menos agua habrá absorbido y te servirá de referencia para calcular cuándo regar para evitar que quede el sustrato encharcado.

Es muy eficaz usar arlita en la parte inferior de los maceteros para drenar el agua y evitar que se encharque, ya que es la parte dónde se suele depositar el agua.

¿Qué cantidad de agua usar para regar?

No existe una medida exacta que nadie externo a tu cultivo pueda recomendarte para regar, ya que todo dependerá de las condiciones de tu cultivo y de cada planta. Por regla general, se recomienda regar con un cuarto del volumen de tu maceta, es decir, si usas macetas de 11 litros deberás regar con unos 2,75 litros (puedes hacer la cuenta rápido sabiendo el volumen de tu maceta y dividiendo entre cuatro).

Sin embargo, hay que priorizar los factores anteriormente nombrados, ya que determinarán mucho mejor la cantidad de agua a usar.

Métodos de riego.

1- Riego manual.

Entendemos como riegos manuales todos aquellos que realizamos mediante regadera o botellas, mangueras o lanzas de riego de forma no automatizada.

Cultivo de marihuana regado con lanza
Cultivo de marihuana regado con lanza de riego telescopica
  • Llena la regadera, botella o depósito de agua a poder ser osmotizada
  • Añade la solución nutritiva (si es necesario).
  • Mide y regula el pH y la EC del agua
  • Riega despacio repartiendo el agua por la superficie de la maceta.
  • Siempre es mejor esparcir el agua que regar con un chorro que impacte en la superficie, por lo que te recomendamos usar una regadera con dispersador o una lanza de riego que también cuentan con dispersador de agua.
  • Procurar que el agua drene un poco en cada riego por la parte inferior de la maceta.
  • No permitir que el sustrato se encharque o seque en exceso.

Ventajas:

  • Mayor contacto con las plantas y trato más personalizado a cada una de ellas.

Inconvenientes:

  • Requiere más tiempo que otros méotdos de riego como el de inundación o el automático.

2- Riego por inundación.

Entendemos como riego por inundación todo aquél en el cual las plantas absorben el agua de un plato de riego o una bandeja inundada.

  • Colocar las bandejas de riego han de estar perfectamente niveladas y planas, ya que de lo contrario se regaran unas plantas más que otras, pudiendo llegar a secarse unas y a ahogarse las otras.
  • Vuelca el agua del depósito (con la nutrición si lo necesitan las plantas) en la bandeja estanca de riego.
  • No acumular el agua durante horas, ya que el agua estancada es ideal para la proliferación de plagas y enfermedades.
  • No mantener el fondo de la maceta excesivamente húmedo, puede generar podredumbres.
  • No usar arlita para drenaje en las macetas si quieres usar este método.
  • Se recomiendan usar las macetas textiles Smart Pot para favorecer la transpiración de las raíces.
  • Ojo con la acumulación de sales en la parte inferior de la maceta, procura usar enzimas regularmente para descomponer aquellas sales indeseadas en partículas fácilmente absorbibles.

Ventajas:

  • Rapidez en el riego.

Inconvenientes:

  • Peor reparto de agua y peor dispersión de los nutrientes en el sustrato que con los riegos a mano o los riegos automáticos.

3- Riego automático.

Entendemos por riegos automáticos aquellos que cultivos hidropónicos, aeropónicos o en maceta que usan un depósito de agua, así como una bomba impulsión de agua, mangueras de riego, tubos y goteros para el reparto del agua. En algunos riegos automáticos además se usan temporizadores de riego para que sea un cultivo 100% automático.

Cultivo de marihuana con riego automático
Cultivo de marihuana con riego automático

Habría que diferenciar el riego automático con macetas y sustrato de coco o tierra, de los hidropónicos y aeropónicos. En los sistemas de hidro o aeroponía, las raíces tienen contacto con el aire (no con la luz) con lo que pueden regarse continuamente sin perjudicar a la marihuana.

Los sistemas de riego automático en macetas con coco o tierra han de regularse para que la frecuencia de riego permita las condiciones ya mencionadas, es decir, que se seque un poco antes de volver a regar. Ya que los riegos automáticos son fácilmente programables, es mejor usar el método de muchos riegos con poco agua.

  • Mantén el pH del depósito de riego regulado cuando vayas a regar. En el caso de cultivos hidropónicos o aeropónicos es muy recomendable usar una bomba reguladora del pH, ya que un pH inestable en cultivos de este tipo puede causar la pérdida casi inmediata de la cosecha.

Ventajas:

  • Rapidez y control del riego.

Inconvenientes:

  • Mayor coste y montaje, necesidad de controlar con precisión el pH y la EC del agua.

Consejos:

  •  En cultivos de exterior la frecuencia de riego depende en gran medida de las condiciones medioambientales. Realiza un riego mínimo cada 5 días, aunque lo ideal es cada 2-3, si la planta pide más agua riega con más agua, pero no es lo ideal regar cada día, ya que puedes entorpecer la respiración de las raíces.
  • Si usas sustrato de coco , al ser más aireado que la tierra y no retener tanta agua, puedes llegar a regar todos los días durante el proceso de floración, siempre que el sustrato no se encharque.
  • Regar frecuentemente no quiere decir abonar frecuentemente; si riegas muy a menudo tendrás que abonar en menor cantidad, si riegas de forma más espaciada podrás usar una cantidad más elevada de nutrientes, siempre respetando las recomendaciones del fabricante.
  • Procura que el sustrato no se seque ni se encharque, en el equilibrio está el secreto.

 

 

Te gusta? Comparte.

Post Author: La Huerta Grow Shop

7 thoughts on “Cómo regar plantas de marihuana

    Alejandro Soteras

    (5 febrero, 2019 -22:15)

    Tengo unas exteriores con temperaturas de 31 a 37 grados y las estoy regando todos los días, cuando llego por las tardes las hojas ya se ven como lacias. Que cantidad de agua es la adecuada. Gracias

      erik

      (11 febrero, 2019 -13:12)

      Hola.
      La cantidad dependerá del tamaño de maceta que disponga la planta y de la cantidad de raíces de la misma, cuando regamos debemos notar que la maceta se empapa y “pesa” esto nos indica que está cargada de agua, no deberíamos volver a regar hasta comprobar que ya no contiene agua y dejará de “pesar”.

      Saludos La huerta.

    FeR

    (5 enero, 2020 -21:58)

    He encontrado este articulo buscando información sobre la relación entre el menor consumo de agua al fginalde floración y el punto de maduración. Por ver si podríamos tomar la cantidad de agua que bebe con el tiempo de corte.
    No me lo ha resuelto, evidentemente, pero me ha gustado el articulo.
    Suelo regar por inundación con coco y discrepo en que sea un inconveniente que los nutrientes no queden en el sustrato, al fin y al cabo están en el agua y hay un control absoluto de la absorción de nutrientes, si se ha secado es que se ha bebido el 90% del nutriente y el resto lo beberá de la base.

    Ocasionalmente esta bien regar en superficie y das muy buenos consejos, mi método son botellas de 2,5L con 10-15 agujeros de aguja o clavo fino en el tapón, el agua cae suave, se absorbe mejor y oxigena al filtrar.
    Gran artículo.

    Un gran artículo.

    JOSE LUIS

    (29 abril, 2020 -19:00)

    Entiendo que depende de varios factores… pero aproximadamente ¿Cuántos litros de agua necesita 1 planta de cannabis durante toda su vida?

      erik

      (20 mayo, 2020 -13:39)

      Hola.

      Disculpa la demora en contestar.

      Como bien dices, depende de muchos factores el consumo de agua de la planta,y sin saberlos no nos acercaremos ni de lejos al consumo que necesitara, podemos hablar que para todo un ciclo de la planta podríamos estar gastando entre 150 litros a 3000 litros en todo un ciclo de exterior ( una media de 5-7 meses de cultivo).

      Saludos La huerta.

    Constanza

    (24 mayo, 2020 -18:10)

    Hola pase tres semillas de ak terminadas a tierra.
    Cuánto se demorarán en salir ya llevo 4 días esperando y no se ve nada me da miedo haber hecho algo mal en el proceso soy nueva en esto.

      erik

      (25 mayo, 2020 -16:36)

      Hola.
      Por norma general, una vez germinadas y pasadas a tierra, si el proceso a sido adecuado suelen tardar entre 2-4 dias en “asomar” la planta.

      Saludos La huerta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *