Categorías

Caracoles y babosas

Filtrar por

Precio

Precio

  • 9,00 € - 10,00 €

Tipo de plaga

Tipo de plaga

banner

Caracoles y babosas

Caracoles y babosas

En los cultivos de marihuana de exterior es muy fácil encontrar caracoles y babosas, siendo muy improbable su aparición en cultivos de interior. Además, pueden aparecer en cualquier momento, siendo especialmente peligrosos para las plántulas y las plantas jóvenes.

Esta plaga es de las más controlables, ya que no suele tratarse de un gran número de caracoles o babosas, y si es el caso, son fáciles de identificar, atrapar y matar; existen productos diseñados específicamente para atraer, atrapar y matar a los caracoles y las babosas. En esta categoría encontrarás todo lo necesario para prevenir y eliminar esta plaga.

¿Qué son los caracoles y babosas?

Tanto los caracoles como las babosas son moluscos gasterópodos herbívoros que se alimentan de las hojas y raíces de las plantas. Ambos suelen estar más activos durante la noche o durante días nublados o lluviosos, y son muy sensibles a las temperaturas y la humedad, por lo que buscan refugio del frío en las hojas de las plantas.

La diferencia principal que distingue a los caracoles de las babosas es que los estos crecen con una concha en forma espiral y las babosas carecen de ella. Ambos actúan de la misma manera frente a las plantas de marihuana, alimentándose de sus hojas y raíces. No debes tomártelos a la ligera, pues tienen la capacidad de comer hasta la mitad de su propio peso, están tan hambrientos que, si no quedan restos vegetales a su alrededor, pasarán a comer tierra.

Como acabamos de mencionar, los caracoles y las babosas tienen un apetito enorme, aunque es difícil que lleguen a acabar con una planta de marihuana adulta. Los daños que puede llegar a causar una plaga de caracoles o babosas en las plantas de marihuana pueden variar dependiendo de la planta y de la individuos que la ataquen. Suelen morder brotes nuevos y plantas pequeñas, siendo muy peligrosos para éstas; un solo caracol podría ocasionar suficientes daños en una planta recién germinada como para matarla.

Cómo detectar caracoles y babosas

Al ser de tamaño grande y dejar un rastro muy evidente, los caracoles y las babosas son de las plagas más fáciles de detectar, aunque si atacan a una planta pequeña pueden causar serios daños rápidamente, por lo que debes prestar atención a tus plántulas y tomar medidas preventivas.

Si encuentras señales de mordiscos en los bordes de las hojas, especialmente en las hojas nuevas o brotes y tallos nuevos, esto puede indicar la presencia de una babosa o un caracol. Además, suelen dejar tras ellos un rastro plateado de baba que puede durar hasta 24h; con una revisión diaria de tus plantas podrás detectar fácilmente la presencia de esta plaga.

Los adultos son fáciles de ver por la noche, por la mañana, y en los días lluviosos o nublados. Cuando hace sol buscarán refugio debajo de las hojas y en zonas sombreadas, y no pueden desplazarse mucho por lo que si encuentras signos de esta plaga, los responsables estarán cerca.

También cabe decir que ponen sus huevos bajo tierra, a una profundidad de unos 4cm, y son de aspecto blanco de unos 4 mm en diámetro, generalmente en grupos de 50 huevos. Aunque pueden ser difícil de detectar, es algo a tener en cuenta a la hora de prevenir esta plaga. 

Recuerda, los signos más comunes son:

  • Mordiscos en los bordes de la planta y las hojas.
  • Rastros de baba de caracol/babosa que pueden durar hasta 24h.
  • La presencia de grupos de huevos unos 4cm debajo de la tierra.

Cómo prevenir caracoles y babosas

Hay ciertas prácticas y productos que puedes utilizar para evitar la aparición de caracoles y babosas en tus plantas de marihuana. Uno de los métodos que debes descartar es el uso de sal; aunque sea tóxico para los caracoles y las babosas, también lo es para las plantas.

  • La primera práctica de cultivo que debes realizar para prevenir cualquier plaga es mantener una higiene adecuada de la zona del cultivo; las babosas y otros insectos se alimentan de hojas caídas.
  • Evita encharcar el sustrato, regando a primera hora para que se evapore el agua de la superficie; los caracoles y las babosas absorben agua por su pie, y superficies encharcadas y húmedas les atraen más.
  • También puedes recurrir a productos preventivos como Anticaracoles Ferramol, que se esparce por el sustrato alrededor del tallo principal de la planta; esto evitará que se acerquen y eliminará a aquellos que caigan encima.
  • Snailprot de Prot-Eco es un producto ideal para las plantas recién germinadas y pequeñas, que son las más susceptibles al ataque de caracoles.

Cómo eliminar caracoles y babosas

Eliminar una plaga de caracoles o babosas es relativamente fácil comparado con otras. Tienes la ventaja de que no hará falta recurrir a productos químicos, ya que puedes utilizar trampas, productos biológicos en crecimiento y floración, o incluso quitarlos a mano.

Una práctica habitual, si sospechas que en tu cultivo hay una plaga creciente, consiste en remover la superficie de la tierra para desenterrar los huevos que depositan en ella y quitarlos. Para poder eliminarlos del todo de manera eficaz puedes usar Ferramol, un producto granulado que atraerá a estos moluscos; al ingerirlo su sistema digestivo se verá afectado y dejarán de alimentarse.

Si quieres saber más sobre esta plaga y cómo deshacerte de ella, puedes echarle un vistazo a nuestro post sobre cómo prevenir y eliminar caracoles y babosas en plantas de marihuana.

Si te surgen dudas a la hora de eliminar los caracoles y las babosas de tu cultivo, contacta con el equipo técnico de La Huerta Grow Shop. 

Leer más...

Subcategorías

Filtros activos